Noticias

Empresa que construye la Variante es involucrada en coima a Alejandro Toledo

ICCGSA lleva cerca de medio año de retraso en obra de la gestión de Yamila Osorio. Fue socia de Odebrecht en la Interoceánica y ahora podrían incautar sus bienes.

Redacción/ModoAvión

En Arequipa no era un secreto que ICCGSA, la empresa que construye el tramo dos de la Variante de Uchumayo, fue socia de Odebrecht en proyectos como la carretera Interoceánica.

Lo que no se sabía era su grado de participación en la espiral de corrupción promovida por las constructoras brasileñas en las últimas décadas.

Ahora la verdad está por conocerse. El fiscal Hamilton Castro, según información que hoy reveló Peru21, decidió ampliar la investigación preparatoria contra las empresas nacionales que formaron consorcio con Odebrecht para hacer la Interoceánica.

En esa lista está Ingenieros Civiles y Contratistas Generales S.A. (ICCGSA), junto a Graña y Montero, JJ Camet y Contratistas Generales S.A.

Según la Fiscalía, esas firmas peruanas cedieron US$ 15 millones de sus utilidades de la Interoceánica Sur, para pagar el soborno de US$20 millones solicitado por el ex presidente Alejandro Toledo Manrique.

Perú21 reveló que ICCGSA dio US$ 3 millones, Graña y Montero S.A.A. US$ 6 millones y JJC Contratistas US$ 5 millones.

“La fuente –anota Perú21– informó que la cesión de utilidades fue refrendada en las actas de Junta General de Accionistas bajo la existencia de supuestos “riesgos adicionales” y/o “mayores riesgos” que habrían asumido las constructoras brasileñas en la ejecución de las obras de construcción y en la obtención de los resultados”.

Yamila Osorio en la firma del contrato con ICCGSA.

QUÉ PASARÁ

Una de las primeras medidas es prohibir la salida del país de los exrepresentantes de esas empresas: José Alejandro Graña Miró Quesada, Fernando Martín Gonzalo Camet Piccone, José Fernando Castillo Dibós, Gonzalo Ferraro Rey y Hernando Graña Acuña. Todos son investigados por los presuntos delitos de colusión y lavado de activos.

Otra de las medidas sería la incautación de los bienes de esas empresas para resguardar los intereses del Estado.

¿Qué pasaría con ICCGSA y la obra de la Variante de Uchumayo? Todavía no hay una respuesta certera.

La obra, según Yamila Osorio, gobernadora regional de Arequipa, debe acabar en menos de dos meses, a pesar de que ya tiene un retraso de 150 días.

Se firmó el contrato sin tener los terrenos saneados y la gestión de Osorio le adelantó 40 millones de soles a ICCGSA varios meses antes de que mueva una piedra en la obra.

Hace unas semanas, Nelson Shack, contralor de la República, visitó el proyecto y verificó su lento avance. Se comprometió a realizar una labor de control especial para evitar actos de corrupción a través de adendas u otras acciones.

Yamila Osorio y los representantes de ICCGSA deberían pronunciarse sobre la situación de la empresa y garantizar que no habrán problemas en la culminación de la Variante, una obra que lleva más de un año provocando una grave daño a la ciudad por el caos vehicular que genera.

Fotos: ICCGSA.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *