Noticias

Obra faraónica en Chapi tendrá cúpula de 150 toneladas y costará S/ 4.7 millones

Antes de volver a Arequipa, tras dar inicio a la última etapa de construcción del nuevo Santuario de Chapi, Yamila Osorio, gobernadora regional, se confesó con el párroco Zacarías Kumaramangalan. También lo hicieron un par de ingenieros.

Católica ferviente, Osorio ha puesto todos sus esfuerzos para terminar esta obra faraónica. La gestión de su antecesor Juan Manuel Guillén, gastó más de 20 millones de soles en la primera etapa. Ahora, Osorio lo superará gastando 31 millones 900 mil soles en el nuevo templo.

Solo la cúpula, hecha de acero con recubrimiento de policarbonato, está valorizada en 4 millones 700 mil soles. El policarbonato es el mismo material que el alcalde Alfredo Zegarra usó para techar el “domo verde” del Palacio de Bellas Artes Mario Vargas Llosa.

La diferencia en Chapi es que no será de color verde, sino crema. Y no será un domo, sino una estructura escalonada.

En mayo del próximo año se inaugurará la obra.

Le empresa IMCO se adjudicó la buena pro y entregará la cúpula terminada el 15 de abril del 2018.

Esta obra fue cuestionada desde su concepción en el gobierno de Guillén del cual también formó parte Yamila Osorio como consejera regional (segundo periodo).

Ocurre que la Iglesia católica es la que se favorece directamente con la obra. El Gobierno Regional ni otra entidad pública puede invertir dinero a favor de una organización privada. Como había ese problema, se buscó una salida legal para poner dinero del Estado. Entonces se lo concibió como un proyecto turístico. Argumentan que el santuario de la Virgen de Chapi incrementará de manera considerable el turismo religioso en Arequipa. Los resultados se verán en el tiempo. El templo tendrá capacidad para tres mil personas.

¿MILAGRO?

Para terminar la obra (cúpula y acabados del templo), se necesitaban 9 millones de soles. El Ejecutivo nacional se los transfirió a la gestión de Osorio, pero la Comisión de Constitución del Congreso frenó ese proceso cuestionando que ese tipo de entrega de recursos no se debe hacer a través de Decreto Supremo.

Osorio lamentó esa situación y dijo que sería inaudito que le quiten el dinero porque ya firmó el contrato con IMCO para hacer la cúpula. Si no hay dinero, la empresa puede iniciar una demanda.

Entonces se conoció que la congresista Alejandra Aramayo presentó un proyecto de ley que declara de interés nacional el nuevo Santuario de Chapi, con lo cual se garantizará su financiamiento.

Osorio y Aramayo por fin coincidieron en impulsar un proyecto de manera conjunta, cada una desde su cargo. En los últimos meses tuvieron varias diferencias y encontrones por diferentes temas. Este podría ser considerado un milagro de la Virgen de Chapi.

Aramayo presentó proyecto de ley.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *